Plaza Chica

Cuando las redactoras de El Tapeador nos enteramos de que habían abierto un nuevo bar en La Alameda no dudamos en acercarnos a echar un vistazo y probar algunas de sus recomendaciones.
El local en cuestión se encuentra al final de dicha plaza, pegado al Cine Alameda, y lo han bautizado con el nombre de Plaza Chica.

Sobre la carta os diremos que es variada, con un poco de todo, y aunque no es cocina fusión ni se han comido mucho la cabeza para hacer la selección en El Tapeador siempre hemos preferido comida de siempre, pero bien preparada.


Entre las tapas que probamos se encontraban las típicas croquetas de puchero, solomillo en salsa cabrales, ensaladilla, chipirones a la plancha, bacalao a la cazuela con langostinos y algún que otro montadito. Ya veis que elegimos un poco de todo, tapitas tradicionales.
Plaza Chica El Tapeador

Empecemos con la ensaladilla; te la sirven en un plato/cuenco y es una cantidad bien despachada, no tiene demasiada mayonesa cosa que agradecí enormemente y aunque no es una delicia está bastante bien. 
Las croquetas me dejaron un poco indiferente, te las sirven en un vaso de vino, 4 en una tapa, con patatas chips (esto no me gusta)...no sé hasta que punto son caseras, como digo de sabor me resultaron algo insípidas, sin chicha ni limoná.
Plaza Chica El Tapeador

Los chipirones fueron un acierto, esta es una tapa que me encanta, pero es delicada. En este caso estaban muy bien cocinados, ni duros ni demasiado blandos y sin ningún desperdicio. Esta tapa la sirvieron con un poco de ensalada, algo sosa.

El solomillo al cabrales fue una de las satisfacciones de la noche. La tapa (de muy buen tamaño) viene con patatas fritas cortadas en dados y una salsa de cabrales por encima que me pareció deliciosa, no estaba aceitoso y la carne era de buena calidad.
El bacalao por su parte nos decepcionó un poquitín, y es que se veía de buena calidad pero se les quedó pegado en la cazuela de barro, obviamente el quemado hizo que se perdieran los sabores y la tapa no fue gran cosa, a pesar de que fue la más cara (3,50€).
Plaza Chica El Tapeador

Y por último decidimos probar un montaíto Piripi, con queso, tomate, bacon y lomo. La sorpresa es que también los sirvieron con papas fritas en dados, el montao era grande, el pan no estaba duro ni chicloso y los ingredientes buenísimos. En mi opinión mejoraría el queso, que era de lonchas como tranchetes. Cuando vi el queso pensé que el sabor no sería prometedor, pero me equivocaba. El piripi fue una de las mejores elecciones de la noche, estaba para chuparse los dedos.

La terraza en plena Alameda es agradable y el bar por dentro también, aunque tienen el Aire acondicionado a toda pastilla, pienso que lo suyo es disfrutar de la terraza. Tienen caracoles propios de la época, que por supuesto habrá que ir a probar.

El Plaza Chica no se va a convertir en uno de mis bares de cabecera, pero para ir de vez en cuando y si sabes que pedir es una opción más que válida.

Valoración:


5 comentarios:

 
  • El Tapeador © 2012 | eltapeadorsevilla@gmail.com| Diseñado por BUMERlab
    !-- Place this tag where you want the +1 button to render. -->