Mostrando entradas con la etiqueta RicoricoyCF. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RicoricoyCF. Mostrar todas las entradas

La Terraza (Alemeda de Hércules)

0 comentarios


En El Tapeador somos grandes frecuentes de nuestra amada Alameda de Hércules, lugar prolífico en cuanto a bares y locales, plaza cambiante en la que no paran de abrir nuevas tabernas, restaurares, discotequillas y antros por doquier.

Nos enteramos que el grupo del Duo Tapas, (próximamente dueño de toda la plaza) había abierto un nuevo local justo al lado de sus hermanos, el primero mencionado y el Sidonia. Y allí que nos fuimos a probarlo el sábado noche. Nos referimos al nuevo local llamado La Terraza.


Obviamente y como somos listas, reservamos con antelación. Si no, os adelanto que nos hubiera resultado bien difícil cenar allí ya que estaba como suele decirse de "bote en bote".
El rollo es parecido al del Chifa (también de la misma cadena) y la decoración es bonita, el local es amplio y tienen como mil camareros para atenderte.

Cosas que me han encantado del La Terraza: que tienen cervezas artesanas de tirador y también en botellines. Que tienen muchísimo personal atendiendo y son muy agradables. Que puedes elegir entre tres cartas y es como si comieras en tres sitios a la vez!


Os explico esto último. Sidonia, Duo Tapas y La Terraza son tres locales practicamente pegados y del mismo grupo, en calle Calatrava (ya casi Alameda). Cada uno tiene su propia carta, pero en los tres locales puedes pedir las cartas de los otros dos y disfrutar tapas de unos y de otros. Los camareros salen y van al otro bar y te traen tu tapita y esto mola un montón!!

La carta de La Terraza es, de momento, la más cortita de las tres, pero variada y riquísima. Pedimos la ensaladilla de pollo al curry que fue de mis platos favoritos de la noche.


Variamos con las demás cartas y de entre los tres locales deglutamos tapas como: croquetas variadas, verduras en tempura (tapa enooooorme), rissoto cuatro quesos, rissoto de boletus, tartar de atún y
solomillo con verduras, que vino muy bien presentado en una especie de plato-barco pero luego estaba un poco tieso.

Y para acabar, la guinda la pusieron las tartas caseras de queso con dulce de leche y zanahoria, que estaban por supuesto riquísimas.



Pagamos 14€ por cabeza, un precio irrisorio para lo bien que comimos, así que ¿qué os puedo decir? pues que sin dudarlo debéis probar este nuevo local y disfrutar de las viandas exquisitas de 3 bares en 1, de buena calidad y con un ambiente la mar de agradable.

Valoración 

Ultramarinos bar El Veedor

0 comentarios

El Veedor es el primer bar al que fui en Cádiz, me llevó mi linda Lucía y la verdad es que es al que más fiel le soy. No hay semana en la que no vaya por lo menos una vez.

Tienda de ultramarinos-bar El Veedor Esta tienda de ultramarinos- bar se encuentra en la calle Veedor esquina con la calle Vea Murguía. Es un local muy estrechito con techos altos y estanterías de madera repletas de alimentos ricos. El local se divide en dos partes aunque en los momentos de máxima afluencia casi que se convierte en uno nada más. La primera "parte" y más pequeña porque sólo consta de un mostrador-refrigerador cara el público es la tienda de ultramarinos. Allí se puede encontrar chacina al corte, productos del atún barbateño (love love love), latitas gourmet de cosas ricas (mejillones, anchoas, berberechos, atún...) y también productos del día a día (Cola-cao, galletas María, patatas fritas, aceite....). La tienda de ultramarinos no es especialmente barata, pero bien es cierto que la calidad hay que pagarla y que en El Veedor hay mucha mucha calidad.

Tortilla rellena de espinacas y queso. Tienda de ultramarinos- bar El VeedorLa segunda "parte" y la que yo más frecuento es el bar propiamente dicho. Me habían hablado maravillas de sus tortillas rellenas y a decir verdad, se habían quedado cortos. Tienen mucha variedad: tortilla de patatas "simple", rellena de ahumados, de espinacas y queso, de berenjenas con jamón york, de espárragos....  Estas son las que yo he probado y no puedo elegir una, la verdad; todas están exquisitas. Quizá hoy me quede con la de espinacas y queso... pero sólo hoy.
Entre sus otras maravillas se encuentra el jamón, el queso de cualquier variedad (payoyo, manchego), el atún al limón, la carne al toro, la carne de venado en salsa, las habitas con jamón, los chicharrones especiales que se sirven con un poquito de sal y limón.... y los chicharrones tradicionales (mmm, ñam ñam). Estos últimos sólo los traen los martes y los viernes, por lo que son días estupendos para darse una vuelta por El Veedor. Últimamente no estoy teniendo mucha suerte y cuando voy ya se han acabado, pero todavía recuerdo el riquísimo sabor de los últimos que me comí a mediados de enero. Creo que fueron los mejores de los tres meses que llevaba en Cádiz.

Chicharrones tradicionales.


Reconozco que por no beber manzanilla me estoy perdiendo uno de los encantos del Veedor, pero qué le vamos a hacer, sigue estando muy fuerte para mí. Sólo he probado el vino tinto de la casa y la verdad es que está muy bueno. 

Y por último, pero no menos importante me gustaría hablar del servicio de camareros. Les doy un 10. Es increíble cómo se acuerdan de lo que pides de una vez para otra, de si desayunas o no o cómo tomas el té. Y la verdad es que aunque el bar está casi siempre lleno son muy rápidos y eficientes, siempre con una sonrisa en la cara e intentando atender con diligencia a todos sus clientes. 

Foto tomada de https://visitarecomendada.wordpress.com/2012/02/09/el-veedor-y-arturo-perez-reverte/ 

Por todo esto, nuestra valoración es 



Las Piletas

0 comentarios

Lo mejor para escribir un post es hacerlo con la barriguita llena, y a partir de hoy todos los voy a escribir así. Hoy os voy a hablar del restaurante Las Piletas, sito en la calle Marqués de Paradas nº28, al lado de Kabuki y enfrente del Noha.

Jamón ibérico. Las Piletas. El Tapeador. Tapas en SevillaEs un restaurante de cocina andaluza, que abre para desayunar y cierra después de cenar con copa. La decoración es taurina, con cabezas de toro, fotografías de toreros repartidas por todo el local, y jamones colgados; y al estar relativamente cerca de la plaza de toros y del hotel Colón, también es posible encontrar allí a algunos toreros en ocasiones.
Es un restaurante dividido en cuatro estancias: barra, salón de abajo, saloncito arriba y terraza.
Sus desayunos son conocidos en todo el barrio: tostada de jamón con tomate y aceite, café con leche y zumo de naranja. Y aunque lo pueda parecer, no son nada caros en comparación con otros "desayunos" que ponen en el barrio. La clientela es fundamentalmente de trabajadores de la zona y personas mayores. Voy a ir a hacerles una visita matinal esta semana, ¡qué ganas!
Bueno, pasemos a algo más contundente. La especialidad de Las Piletas son las chacinas, en especial el jamón, aunque a mí también me gusta mucho la caña de lomo y el queso viejo de oveja. Mmmmm, queso viejo, mmmmm.
Calamares. Las Piletas. El Tapeador. Tapas en SevillaYo no suelo tomar sopas cuando salgo fuera de casa, pero a mi padre le gusta mucho la sopa de picadillo y la de marisco que hacen aquí.
La última vez que estuve sentada en el salón del restaurante fue para celebrar el cumpleaños de mi padre. Hacía muchísimos años que no entraba, y la verdad es que he redescubierto su cocina. Tomamos varios platos, todos súper ricos: revuelto de salmón con gambas, revuelto de habitas con jamón, almejas (o coquinas, no recuerdo bien), calamares, acedías, solomillo al whisky y postres variados. Salimos de allí rodando.

Solomillo al whisky. Las Piletas. El Tapeador. Tapas en SevillaEl revuelto de salmón con gambas me gustó, pero el de habitas con jamón estaba espectacular porque las habitas estaban muy tiernas y casi se deshacían en la boca. El jamón igual de espectacular en revuelto que con unos piquitos.
La fritura de pescado excelente. Me gusta mucho en este sitio porque el pescado no está aceitoso ni harinoso ni te sientes pesada cuando lo comes. Además, los calamares estaban muy tiernos.
Al solomillo al whisky creo que tendría que dedicarle un post entero. Pensé que no iba a babear pero me he autoengañado. Ponen unos filetitos en su justo grosor con una salsa super rica y patatitas. No os puedo describir el sabor, lo mejor es que vayáis y los probéis. 
El postre variado es un plato con tocino de cielo, flan de queso y otro dulce más que no recuerdo bañado en nata. A mí los dulces no me gustan, pero la verdad es que de este plato dí buena cuenta.
Ahora tengo muchas ganas de volver para probar la cola de toro y el cordero.
El servicio de camareros es muy bueno aunque tengo que decir que a nosotros siempre nos ha atendido Gabriel, que es un camarero super atento y muy profesional.

Y por todo lo indicado anteriormente, nuestra valoración es



Merlot&Albariño

0 comentarios



Hace un par de días, aprovechando la visita de unos amigos decidimos salir a cenar al ilustre barrio de Santa Cruz. Nos habían comentado que uno de los bares de Puerta de la Carne acababa de reabrir, así que decidimos darle una oportunidad.

El sitio en cuestión se llama Merlot & Albariño, y está justo en la esquina con la calle Menendez Pelayo. Cuando llegamos había bastante gente en el interior, pese a lo cual nos recibieron, acomodaron y atendieron con presteza. Como por lo visto era la inauguración aquella misma noche, además de las croquetas de jamón y salmorejo que pedimos – que se notaba que eran caseras y estaban de muerte – nos sirvieron una tapa de carrillada y otra de albóndigas con parmesano.

De la primera debo decir que hacía mucho que no comía una carne así, el punto estaba perfecto y la salsa acompañaba muy bien. En cuanto a las albóndigas, yo no las comí porque soy intolerante a la lactosa, pero a mis acompañantes les parecieron bien. También comimos magret de pato, con mención especial a las patatas y al calabacín de la guarnición, que estaban bien buenas.
A la hora del postre pedimos un par de cosas para compartir. El pastel de almendra con crema de naranja me encantó, no así tanto la sopa de chocolate blanco con helado de fresa, ya que no me gusta mucho ese sabor de helado.

En cualquier caso, en general debo decir que la experiencia fue muy positiva, y que recomendaría el bar a cualquiera, y en especial a los amantes de la buena carne, que seguro que no saldrán defraudados. Es la mejor carne que he comido en Sevilla. También tienen extensa carta de vinos.
Fue algo caro pero por la calidad del producto lo valía. Dependiendo de lo que pidió cada uno nos costó entre 15 y 30€ por cabeza según los que quisieron vino o no.

Valoración: 


Post escrito por nuestra colaboradora Tina

La niña bonita

0 comentarios

Este fin de semana hemos estado por primera vez en La Niña Bonita, una antigua abacería redecorada que pertenece al grupo MpuntoR. Se encuentra situada en la calle Calatrava nº5, casi enfrente del bar Antojo y de Nikkei Bar, de la misma cadena que Perro Viejo y Perrochiko. Acabo de descubrir este último lugar, pronto le haremos una visita.

Es un local muy pequeño, con una barra muy grande y algunos taburetes, pocas mesas y estanterías infinitas. Eramos un grupo de diez personas que celebrábamos un cumpleaños. Para tantas personas es imprescindible reservar. Nos colocaron al fondo pero fue una mala decisión porque pasamos muchísimo calor. Entre tantas idas y venidas para salir al baño o a fumar nos dimos cuenta de que la esquina pegada a la puerta era mucho más fresquita. Tomad nota para cuando vayáis.

Tarrina de paté. La Niña Bonita. Sevilla
Tarrina de paté de regalo por el cumpleaños.
Imagen tomada de su Facebook

El cumpleañero eligió este lugar porque es un 3x1. Puedes elegir tapas del bar Antojo, de Nikkei Bar y de la misma abacería. Es un sueño hecho realidad.  La verdad es que de la abacería no probamos nada, bueno, sí, por celebrar el cumple nos obsequiaron con una tarrina de paté. ¡Riquísimo! La noche empezaba genial.

Ceviche de salmón. La Niña Bonita Sevilla.
Ceviche de salmón.
Imagen de Manuel S. (Yelp)
Para compartir pedimos platos de ambos bares. Del Antojo: lagrimitas de pollo a la barbacoa con cuscús (mmmm) y risotto de calabacín y trufa (lo recuerdo mejor en ocasiones anteriores). No me dejaron pedir ensalada césar, que es mi favorita, pero lo compensé con las tapas del Nikkei :-) : surtido de niguiris (espectacular); ceviche de salmón (estaba un poco soso y le faltaba algo más de salsa); gyozas de pollo a la plancha (recomendables 100%); y solomillo de cerdo al wok, glaseado con rocoto confitado (no puedo opinar porque no lo probé pero tenía una pinta exquisita).

Para beber corrieron litros y litros de cerveza, algunas copas de vino blanco Marqués de Vizhoja (afrutado) y la joya de la corona, vino tinto Habla del Silencio, mi preferido por siempre.

Yo no tomé postre pero tanto el arroz con leche como la tarta de queso tenían una pinta estupenda. Y mis amigos así lo confirmaron; no dejaron ni un grano de arroz ni una miga de la tarta.

Tarta de queso. La Niña Bonita. Sevilla
Tarta de queso.
Imagen tomada de su Facebook
La camarera es una chica peruana simpatiquísima que nos atendió muy bien, muy rápido y se disculpó por la casi ausencia del aire acondicionado. Sólo hay una consola en todo el local y la verdad es que para el verano sevillano con sus altas temperaturas no es suficiente.

Apunte! El local no tiene baño, hay que utilizar el del Bar Antojo o el de Nikkei Bar. Yo recomiendo el de Antojo porque se está tan fresquito....

Pagamos 14€ por persona y comimos mucho y muy bien. La calidad de este grupo nunca defrauda.

Lagrimitas de pollo. La Niña Bonita. Sevilla
Lagrimitas de pollo.
Imagen tomada de TripAdvisor. 
Su horario es: jueves y viernes de 20.30 a 00.30, sábados de 13.00 a 16.30 y de 20.30 a 00.30 y domingos de 13.00 a 16.30. Su teléfono para reservas es 955 440 030. También puedes seguirlos por Facebook.

Por todo lo contado, nuestra valoración es:


P.D: Cuando el aire acondicionado funcione mejor, subiréis a nuestra categoría máxima ;-)

BuonaSera

0 comentarios



Hace unas cuantas semanas vi cerca de mi casa un cartel con n señor gordo que parecía italiano, de estos típicos con sombrero de chef, colores blanco, verde y rojo y unas letras debajo que decían "BuonaSera".

Me emocioné, para que lo voy a negar. Me encanta la comida italiana, en mi barrio no hay buenos italianos y nunca están de más. Así que le propuse a mi novio bajar un domingo tonto a medio día y probarlo a ver que tal.

La primera impresión fue chunga, está en un callejón tranquilo pero solo tiene dos o tres mesas fuera y por dentro la decoración es tipo Telepizza, colores estridentes, mucho plástico y nada de manteles: fast food de toda la vida de Dios.

Cuando vi la carta me relajé un poco, no hubiera pedido pasta ni aunque mi vida dependiese de ello porque en estos sitios como que no, también tienen hamburguesas y baguettes y tal, pero en una pizzería lo mejor siempre es comer pizza y la carta de pizzas era muy extensa y muy muy barata (unos 5-6€las pizzas medianas).

Para empezar pedimos unas patatas fritas con queso y bacon, todo un clásico de los fast food, nos las sirvieron en una bandeja con las latas de bebidas y en un recipiente de metal típico de lasaña precocinada: estaban buenas.

Las pizzas fueron mil veces mejor de lo que esperaba, mi peor pesadilla son las pizzas con masa gorda que parecen un bollo de pan con cosas por encima. Pero cual fue mi sorpresa a ver que eran más bien finas y sabrosas, con ingredientes bien repartidos y de buen tamaño.

Poco más tengo que decir del BuonaSera, cumple su cometido ya que es un local que basa su negocio en los pedidos a domicilio. Con toda probabilidad volveré y pediré en casa más de una vez, ya que las pizzas no tienen nada que envidiarles a las del Telepizza o Domino's y son mucho más baratas. El veredicto es al fin positivo.
En Sevilla tienen dos, uno en la calle Zorzal y otro en la calle Santa Maria del Reposo.
Más info en su web por si queréis probarlas.

Valoración:




Sushi en casa

0 comentarios

El post de hoy está dedicado a uno de esos días en los que estamos un poco más flojillos de la cuenta y no nos apetece salir a comer fuera ni tampoco cocinar dentro. Y ¿qué mejor que mimarnos con una suculenta bandeja de sushi recién hecho a domicilio? Aquí mis tres favoritos (de momento).

Sushi & Brothers o La Sushiteka (Calle Correduría, 4)
Soy muy fan de este sitio desde que me lo recomendó una amiga. Pasamos por la puerta, encargamos el sushi para cenar y como hacía un poco de frío decidimos quedarnos allí y ver cómo lo hacían. Creo que es uno de los mejores establecimientos en los que he probado sushi en Sevilla. 
Los chicos son encantadores y no les importa que mientras hacen el sushi les preguntes. 
Sólo una vez he ido a recoger allí directamente, siempre les pido a domicilio. El tiempo estimado de entrega es de 40 minutos, y un día que tardaron un poco más me regalaron una ensalada de algas. 
Yo solía pedir la bandeja para una o dos personas (aunque la de una persona casi que da para dos), la ensalada de algas que me encanta y las gyozas de pollo. 
Ahora han cambiado el menú y por 15'95 te llevas: 11 piezas de sushi, 4 gyozas, una ensalada de algas y una sopa miso. Creo que uno de los días del puente va a caer un menú de los nuevos. 
También hacen cursos de iniciación al sushi y en ocasiones tienen ofertas. ¡Atentos a su página Facebook

Sushi&Brothers Sevilla. El Tapeador. Tapas en Sevilla
Festivolín de sushi, ensalada de algas, adamame, gyozas... yummi! 

Wasabi Sevilla (Calle Amor de Dios, 42 y ahora también calle Baños, 11) 
De momento sólo he probado el servicio a domicilio de la calle Amor de Dios, y tengo que decir que normalmente cumplen con el tiempo estimado de entrega. Incluso en una ocasión tardaron muchísimo menos un día de lluvia, me quedé totalmente sorprendida. Mi consejo es que pidáis muy temprano, así no tendréis un largo tiempo de espera. 
Me gusta de Wasabi que la chica que atiende es muy simpática y te explica con detenimiento todos los tipos de makis, nigiris, sashimi... que tienen en el restaurante. Y te aconseja según tu gusto. Yo he probado las bandejas individuales que cuestan 12€ y están compuestas de 4 makis, 4 uramakis, 2 nigiris y 1 gunkan; edamames; las gyozas de langostinos y las de pollo y verdura y el tartar de atún rojo con aguacate. 
Tienen bandejas para varias personas, otras variedades que podrás ver en su web y también una pequeña tienda en la que podrás encontrar todos los ingredientes necesarios para aventurarte a cocinar sushi en casa. 
En su página web podréis encontrar información sobre todos sus productos y novedades. 

McSushi (Calle San Pablo, 8) 
Por cercanía a mi hogar prefiero ir a recoger mi pedido, aunque también te lo puedes tomar en el local porque tienen varias mesas altas dentro y un par de ellas fuera. 
La verdad es que un día lo vi, me dio curiosidad, entré y pedí. Y el resultado me gustó. Aquí sólo he probado las bandejas "individuales" de 18 piezas que cuestan 13'50€ y aunque ya tienen establecido el contenido de cada una de ellas, es posible modificarlas. Yo pedí una que llevaba makis de atún picante y les pedí si podía ser atún normal, me dijeron que sí y me pusieron uno de atún picante para que lo probara. Acerté con el cambio... ¡cómo picaba! 
Las piezas de sushi son enormes, más grandes que en cualquier otro establecimiento que haya probado con anterioridad, el servicio es excelente y la presentación muy buena. Y al estar cerquita de casa me viene genial para un día en que no quiera esperar mucho. 
Puedes consultar el resto de su carta y locales en Sevilla en su web

McSushi. El Tapeador. Tapas en Sevilla

Mi valoración no puede ser más que 


Yo sigo a la búsqueda de más lugares favoritos que me traigan el sushi a casa, ¿me ayudas con un comentario? ¡Gracias! 

Las Golondrinas

0 comentarios

Hoy volvemos con otro de los bares/restaurantes más conocidos de la ciudad, en este caso al otro lado del río, en Triana, hablamos del bar Las Golondrinas.

el tapeador las golondrinas bar tapas sevilla
Hoy día podemos encontrar dos establecimientos golondrineros, uno muy cerca del otro. El tradicional se encuentra en la calle Antillano Campos, es pequeño pero tiene encanto, más barato es comer en la barra a que te sirvan en mesas. Es importante saber que justo en frente en la misma calle pero no en el mismo edificio tienen un pequeño saloncito donde también sirven y puedes sentarte. Si llegas a las Golondrinas y ves que está de bote en bote (algo más que probable) puedes intentar ir al "nuevo" establecimiento que está girando la esquina de esta calle con Pagés del Corro, un local mucho más nuevo y con menos encanto, pero una buena oportunidad de probar la carta si el de toda la vida está lleno (o sea, siempre, si no llegas pronto).

Las Golondrinas tiene como base la dieta tradicional mediterránea y los productos de la tierra, carnes, chacinas, pescados, verduras, ect. Si bien es cierto que últimamente ha fusionado o combinado estos productos con algunos nuevos o más novedosos. De su carta es imprescindible la tapa de chipirones plancha, así como los champiñones a la plancha con un poquito de alioli por encima.


el tapeador las golondrinas bar tapas sevilla
La punta de solomillo crujiente y riquísima sobre rebanada de pan también es un básico, y el famoso caballito de jamón, que no es más que jamón serrano frito sobre otra rebanada de pan.

Si prefieres tapas más veraniegas puedes probar el aliño de alcachofas que cocina la matriarca y también goza de fama en Triana. El otro día para empezar pedimos una ensalada con mejillones de los buenos (eran enormes y muy sabrosos) que estaba riquísima.

Como digo desde hace un tiempo trabajan nuevas recetas como el tataki de atún con semillas de amapola, y algunas recetas que van variando, yo sinceramente prefiero pedir lo de siempre salvo excepciones, ya que no tiro mucho por la zona y para una vez de tantas que voy pido sobre seguro.

Las Golondrinas es un local con mucho buen ambiente, de los de toda la vida, se come muy bien y es económico, una apuesta segura.

Valoración:
el tapeador las golondrinas bar tapas sevilla



Taberna Peregil

0 comentarios

Cualquier persona (sevillana o no) que lleve en Sevilla más de una semana conoce la Taberna Peregil. Yo soy una asidua porque trabajo cerca y es uno de los sitios de Mateos Gago más rancio, con solera y además barato, siempre una buena opción para tomarte un botellín fresquito o el típico vino de naranja.

El peregil no sólo tiene ese pequeñísimo local que todos conocemos sino el local contiguo, mucho más nuevo, grande y "normal" por decirlo así. Se agradece, ya que las mujeres si no, no podríamos ir al baño ya que el del local pequeño es sólo para hombres. Eso sí, el local "bueno" es más caro, incluso las bebidas son más caras. (Además existe el famoso bar de Santa Catalina, del que hablaremos en otra ocasión).

El Peregil (el grande) tiene una amplia carta de tapas y un día de relío de esos que ya llevábamos muchas horas e intuimos que nos quedaban algunas más decidimos pedir algo más que los montaditos o chacinas de siempre y probamos su variada carta.

Éramos unos cuantos los que estábamos por allí y teníamos hambre, decidimos pedir un flamenquín gigante y una ración de chipirones plancha.
Como podéis ver en la foto los platos son abundantes y muy bien servidos y los chipirones plancha en vez de la típica ensalada rancia traían como acompañamiento una buena ración de papas aliñas.

Tamién pedimos un buen plato de sus clásicos montaditos, en este caso variados. Mi favorito siempre es el de pringá, aunque el de queso y jamón o el de carne mechá se dejan comer la mar de bien. Si eres una persona de gustos fuertes también puedes optar por el de chorizo picante.

El Peregil tiene buenos precios y vinos muy fresquitos así como manzanillas y vinos andaluces, muchos más baratos que el resto de la calle. Mi recomendación es que si os apetece tasquita y cerveza bien fría o su famoso vino de naranja y no te importa estar de pie elijas el primero, el pequeñito de toda la vida. Si pretendes cenar bien, quieres comer algo un poco más elaborado y necesitas de una mesa para estar sentada y relajarte entonces elijas el nuevo. El servicio es muy bueno en ambos, siendo más informal en el pequeño y formal en el segundo, donde además sirven en mesa. Lo bueno es que puedes cambiarte de uno a otro con facilidad ya que están a un par de metros ;) En resumen: Una tasca de toda la vida, con buena comida, muy bien situada y además donde siempre encuentras buen ambiente. Muy recomendado.

Valoración




Bar El Pintón

0 comentarios

Bar El Pintón.El Tapeador Sevilla.

Hace pocos días almorcé en el gastrobar El Pintón, situado en la calle Francos nº 42, en las antiguas Galerías Peyré y en el lugar que ocupaba el restaurante Baco. Aunque la distribución es bastante similar, la apertura del patio y las reformas que se han realizado en el local, le dan muchísima luminosidad y un toque mucho más moderno.
La verdad es que tenía referencias positivas y negativas a partes iguales y la curiosidad me pudo más que otra cosa. Pongamos a El Pintón en antecedentes... pertenece al grupo hotelero del restaurante Zelai y el edificio fue obra del arquitecto Aníbal González.
Aunque iba avisada de empezar el almuerzo con un cocktail, no tenía muchas ganas ese día, así que tendré que volver para comprobar si son tan buenos como dicen.

Para comenzar pedimos un Bloody Gazpacho. Así por el nombre pensé que sería un gazpacho picantito con alguna que otra gracia. Pues no, es un gazpacho más bien normalito (un poco picante, pero poco) en vaso mediano. Aunque he probado gazpachos mejores, me gusta que se intente innovar en uno de los platos insignia de la cocina española. 
También pedimos arroz de mariscos. Nos habían comentado que no era muy bueno, pero es que nos encanta el arroz y no pudimos resistirnos. Es un error. Estaba hirviendo y además se notaba que lo habían recalentado. Tenía una cantidad aceptable de trozos de marisco pero demasiado caldoso para nuestro gusto.

Arroz de mariscos. Bar El Pintón. El Tapeador Sevilla.

De segundo, tartar de atún rojo al momento con mayonesa de wasabi y bacalao confitado sobre crema de ajetes y quinoa. El tartar estaba delicioso. Recién hecho (como su nombre indica) y una cantidad más que suficiente. Es un motivo para volver.  
Respecto al bacalao confitado, ¿qué decir? Es un must de la gastronomía sevillana y no hay restaurante que se precie actualmente que no lo tenga en su carta. Para mí es un plato estrella y me gusta que esté bien cocinado. De este no tengo queja ya que la quinoa y la crema de ajetes le daban una textura y gusto especial, pero era un lomo muy pequeño y no tan confitado como me gusta. Pero aún así, recomendable también. Ese es el problema de tener un plato favorito de un restaurante determinado, que las comparaciones son siempre odiosas. Pero de verdad, está muy bueno.

Tartar de atún rojo. Bar El Pintón. El Tapeador Sevilla

Normalmente no suelo pedir postre porque siempre suelo acabar muy llena y porque los dulces no son mi pasión,  pero quería guardar un huequito para la recomendación estrella: la torrija de brioche artesana con dulce de leche. Fantástica. En su punto justo de dulzor y una buena combinación con el dulce de leche (colocado a un lado para que no te empalague demasiado).
Aunque no está en carta, también hay fruta de temporada. No dudes en preguntar a los camareros.

Torrija de brioche artesana con dulce de leche. Bar El Pintón. El Tapeador Sevilla

El servicio tiene algunos puntos de mejora. Por ejemplo: ¿por qué te colocan en una mesa compartida si hay mesas libres en el local? Tuvimos que insistir bastante para que nos dieran una mesa para nosotros solos.
Hay muchos camareros pero parece que no tienen delimitadas sus mesas de servicio ya que vinieron a tomarnos nota de la primera bebida tres veces y muchas veces no sabíamos a quién pedir las siguientes.
Respecto a la velocidad en el servicio,  es un poco desigual. Cuando yo ya había terminado el bloody gazpacho mi acompañante todavía no tenía el arroz, y aunque intenté bebérmelo muy lenta, me cansé de esperar. Los segundos sí nos los sirvieron más o menos a la vez.
Los precios de la carta son elevados para la cantidad de comida que hay en los platos. ¡Ojo! No hablo de calidad porque me pareció muy buena, pero la cantidad muy escasa para los precios que manejan. El bloody gazpacho cuesta 4'50€, el arroz 6'50€, el tartar de atún rojo 8€, el bacalao 5'50 y el brioche 4'50€. Los mejores platos relación calidad-cantidad-precio son la tapa de bacalao y el tartar de atún rojo. Y aunque dicen que son tapas más grandes que la media de restaurantes en Sevilla, la verdad es que las cantidades no las tienen todavía muy conseguidas.

Por todo ello, nuestra valoración es (tirando por lo bajo y esperando que mejoren con la experiencia)



Si queréis seguirlo en las redes, aquí podréis ver su perfil de Facebook

Casa Curro (Osuna)

0 comentarios

El Tapeador, casa curro, tapas juego de tronos

El Tapeador se ha ido de excursión a Osuna al famoso bar Casa Curro, local que ha cosechado varios premios a lo largo de los últimos tiempos y que cómo novedad desde este año tiene un menú especial de Juego de Tronos, ya que fue en Osuna donde grabaron parte de la última temporada el pasado otoño y donde los actores iban a cervecear.
El Tapeador, casa curro, tapas juego de tronos

Pues bien, lo primero que os comento es que el local tiene sabor antiguo a la vez que es perfectamente cómodo y con un salón interior. No tiene terraza por lo que hay que estar dentro. La decoración se basa en fotos y recortes de prensa que adornan toda las pareces, una gran parte dedicada a Juego de Tronos.

El Tapeador, casa curro, tapas juego de tronos
Sobre el menú deciros que cuenta con una carta con más de 150 tapas, así que imaginaos la variedad para pedir, ¡de todo! y todo con una pinta estupendo. Por la novedad pedimos la carta especial "Juego de Tronos" que cuenta con 8 tapas todas entre 2 y 3 € con los nombres de personajes como podéis ver en la foto a continuación.





El Tapeador, casa curro, tapas juego de tronos
Queríamos probarlo todo y pedimos una de casa excepto Joffrey, Melisandre y Jon Nieve, todo muy divertido porque no podíamos parar de reírnos mientras pedíamos la comanda.

Todo nos encantó, me gustó mucho la selección de ingredientes de cada tapa, el "medievalizar" los platos, con frutas de bosque, con frutos secos y salsas de vino como hacen en Juego de Tronos, donde la comida juega un papel muy importante en los libros. La mezcla de buena carne y otros productos de la tierra, esas fusiones de dulce con salado...¡y todas las tapas eran enormes!

Mis preferidas fueron la ensalada Arya y los escalopines de jabalí (Baratheon), que estaban espectaculares con la salsa de miel al romero. Lo recomiendo 100%.
Aparte de las tapas "GOT" también probamos las croquetas de espinacas (caseras y riquísimas aunque la tapa es más pequeña que las demás) y el salmorejo, exquisito.


Os recomiendo el lugar sin duda, es muy económico, el ambiente es divertido y con la novedad pasarás un buen rato y será algo diferente. ¡Viva las iniciativas frikis de nuestra tierra!
Os dejo el enlace a su página de Facebook para que bicheéis un poco más sobre Casa Curro.

Valoración




Bar Cine Pio XII

1 comentarios

El Tapeador, Bar Cine Pio XII

Hoy nos vamos a ir de tapeo por el barrio de Pio XII, concretamente llegando al final de la avenida de Miraflores, donde encontraremos un auténtico local sevillano: El Bar Cine Pio XII.
Hace ya algunos años que el cine Pio XII cerró, pero no así ocurrió con su ambigú que hoy sigue sirviendo estupenda tapitas para los asiduos del barrio.

El local es amplio y tipiquísimo, vamos que tiene hasta albero en el suelo, su barra de azulejo sevillano, sus cuadros "semanasanteros", su cruzcampo y su baño sin jabón ni papel. Por otro lado tiene una terracita en la calle de atrás, muy modesta pero cómoda y a la que en invierno le ponen una carpa cerrada para no pasar frío, con una pequeña ventana-barra en la que puedes pedir y recoger, porque funciona como autoservicio.
El Tapeador, Bar Cine Pio XII

Vayamos al lío, ¿Qué se come en el Cine Pio XII? pues de todo lo más típico pero con un toque más especial. Lo primero que diré es que si te gustan los fritos esta es tu taberna, y si no te hacen mucha gracia también, ya que es el bar Pio XII es uno de los que mejor fríe en la ciudad. Pescado, flamenquines,  pollo con bechamel...pero ahí no acaba la cosa. La carta es típica pero variada, por temporada van cambiando, caracoles (tapa estrella en verano), pulpo, tarta vegetal, espinacas, etc.

De mis tapas preferidas y rarotas la "delicia de melva" que consiste en una especie de flamenquín pero en vez de carne y jamón tiene melva y pimiento del piquillo, todo empanado y frito. ¡Delicioso! No había visto nunca nada parecido, y la verdad es que me hace replantearme todo este tema de los gastrobares; en un local de los de toda la vida se puede innovar sin demasiados adornos y queda igual de bien.

El Tapeador, Bar Cine Pio XII

Otra buena opción son los "huevos a la cojonuda": huevos fritos sobre pan con chorizo de jabugo y pimiento ¿os imagináis el sabor no? esto es algo que nunca falla.
Espinacas, los guisos (tienen guiso del día y siempre están buenos) como el bacalao al Pio XII, albóndigas de chocos, los chipirones plancha,  la sangre encebollada si os gusta y sobretodo el pescado frito son muy buenas elecciones.

Poco más que deciros, si estáis por la zona o si os apetece tomar buenas tapas, grandes raciones y a buenos precios de las de toda la vida no dejéis de pasaros por aquí. El ambiente es muy agradable, dentro y en la zona ya que lo suele frecuentar la gente del barrio.




Valoración

El Tapeador, Bar Cine Pio XII



Últimamente se están currando más su fanpage de Facebook, de donde he sacado las fotos porque las mías salieron muy oscuras, os recomiendo que echéis un ojo.

Bar del mercado de la Encarnación.

0 comentarios

Hace ya bastante tiempo que El Tapeador es un fiel cliente del bar del mercado de la Encarnación. Y la verdad es que lo conocimos casi de casualidad. Fuimos un día a hacer la compra y decidimos tomarnos algo allí mismo. Lo que iba a ser una parada para una cervecita se convirtió en una comida en toda regla porque es imposible -o al menos muy difícil- ir y sólo tomarse una cervecita.

Situado en una de las puertas de entrada al mercado y rodeado de cristaleras es imposible no fijarse en él. Básicamente porque siempre suele está lleno, siempre hay un camarero dando vueltas y preocupándose de que no te falte nada y porque sus precios son imbatibles.
El bar no es mucho más de lo que se ve. Una barra con taburetes, una minúscula cocina al lado y algunas mesas altas y bajas para sentarse.

Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador.

Pepe ya nos conoce y nada más entrar por allí nos pregunta si queremos una cerveza o un vinito de la casa -de Extremadura-. Normalmente empezamos con cervezas pero pronto nos pasamos al vino. No solemos cambiar mucho la rutina gastronómica de este bar. Lo normal es que pidamos una tapita -o dos- de chipirones y luego sardinas, puntillitas, croquetas, adobo... o algunos de los pescados del día que estén en la pizarra. Aunque nos ha pasado más de una vez que hemos pedido algo fuera de la pizarra y Pepe ha llamado a la pescadería de enfrente y se lo han traído en el momento. Esto sí que es del mercado al plato. ¡Nos tratan tan bien!

Montaditos. Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador. No solemos pedir platos de carne allí, pero sí los montaditos sin salsa verde. Lo de no echarle salsa es algo nuestro. De hecho, la última vez Pepe pidió a cocina "Unos montaditos como le gustan a las niñas" y aparecieron a nuestro gusto. No son montaditos en pan de montadito ni en dos rebanaditas de pan sino con pan de barra y unos filetitos más que apañados para ser un montadito. Hay que pedirlos sí o sí. 


No sabría que tapita recomendar porque si os gusta el pescado todo está bueno. Los chipirones son bastante grandes y están riquísimos con su salsa verde; hay personas que van diariamente a la plaza a tomar su tapita de sardinas y luego se van a casa a comer; el adobo está también riquísimo y sazonado en su punto justo; ponen un pez espada y un atún que hacen que todavía me relama de gusto;  los salmonetes pequeñitos, los boquerones, los calamares, todo frito pero sin estar aceitosos. Quizá lo que menos me gusta son las croquetas, que pedimos un día y no hemos vuelto a repetir. Y eso que es de mis platos favoritos, pero habiendo tanto pescado y tan fresco creo que no querréis comer otra cosa.
Y aunque ya no es temporada, cuando vuelva a serlo hay que pedir también de manera casi obligatoria la ración de almejas y coquinas. Apuntado lo tengo ya para el año próximo.

Las tapas que tienen están escritas en una pizarra y el precio de casi todas es de 2€, alguna cuesta 2'50€. Y si quieres algo fuera de carta, pregunta porque seguramente lo tengan.

Sardinas. Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador. Ahora también tiene platos del día -que suelen ser guisos- pero al principio no. Y no era de extrañar que cuando ya nos lo habíamos comido todo y pensábamos "echarnos al suelo para rodar hasta la calle" viniera uno de los camareros a ponernos una tapita de los platos del día a ver qué nos parecía. Pues súper ricos, como todo lo que podéis encontrar ahí. Nosotras hemos probado las papas con carne y las albóndigas y estoy deseando volver para seguir probando platos del día.

Croquetas. Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador. El ambiente es genial y la clientela muy heterogénea. Están las personas que han hecho sus compras, se toman una cervecita y a casa; algunos trabajadores del mercado; los vecinos del barrio, personas que van diariamente a tomarse su tapita de sardinas allí... y los fines de semana estamos nosotras y todos los que han conocido este pequeño rinconcito y han quedado enamorados de él. Y es que no es de extrañar, claro. 

La única pega...  pues que como tiene horario de mercado cierra sobre las 15.00-15.30 -más de una vez nos hemos quedado solas mientras recogían el bar y los trabajadores del mercado limpiaban sus puestos- y que es muy difícil coger mesa en hora punta (sobre las 14.00). Pero todo queda compensado con la amabilidad y simpatía de Pepe, los camareros y los clientes, que no dudan en compartir su mesa contigo e incluso darte conversación para hacer la comida más amena.

Por todo lo anterior nuestra valoración es



 
  • El Tapeador © 2012 | eltapeadorsevilla@gmail.com| Diseñado por BUMERlab
    !-- Place this tag where you want the +1 button to render. -->