Merlot&Albariño



Hace un par de días, aprovechando la visita de unos amigos decidimos salir a cenar al ilustre barrio de Santa Cruz. Nos habían comentado que uno de los bares de Puerta de la Carne acababa de reabrir, así que decidimos darle una oportunidad.

El sitio en cuestión se llama Merlot & Albariño, y está justo en la esquina con la calle Menendez Pelayo. Cuando llegamos había bastante gente en el interior, pese a lo cual nos recibieron, acomodaron y atendieron con presteza. Como por lo visto era la inauguración aquella misma noche, además de las croquetas de jamón y salmorejo que pedimos – que se notaba que eran caseras y estaban de muerte – nos sirvieron una tapa de carrillada y otra de albóndigas con parmesano.

De la primera debo decir que hacía mucho que no comía una carne así, el punto estaba perfecto y la salsa acompañaba muy bien. En cuanto a las albóndigas, yo no las comí porque soy intolerante a la lactosa, pero a mis acompañantes les parecieron bien. También comimos magret de pato, con mención especial a las patatas y al calabacín de la guarnición, que estaban bien buenas.
A la hora del postre pedimos un par de cosas para compartir. El pastel de almendra con crema de naranja me encantó, no así tanto la sopa de chocolate blanco con helado de fresa, ya que no me gusta mucho ese sabor de helado.

En cualquier caso, en general debo decir que la experiencia fue muy positiva, y que recomendaría el bar a cualquiera, y en especial a los amantes de la buena carne, que seguro que no saldrán defraudados. Es la mejor carne que he comido en Sevilla. También tienen extensa carta de vinos.
Fue algo caro pero por la calidad del producto lo valía. Dependiendo de lo que pidió cada uno nos costó entre 15 y 30€ por cabeza según los que quisieron vino o no.

Valoración: 


Post escrito por nuestra colaboradora Tina

0 comentarios:

 
  • El Tapeador © 2012 | eltapeadorsevilla@gmail.com| Diseñado por BUMERlab
    !-- Place this tag where you want the +1 button to render. -->