Mostrando entradas con la etiqueta Santa María la Blanca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Santa María la Blanca. Mostrar todas las entradas

Merlot&Albariño

0 comentarios



Hace un par de días, aprovechando la visita de unos amigos decidimos salir a cenar al ilustre barrio de Santa Cruz. Nos habían comentado que uno de los bares de Puerta de la Carne acababa de reabrir, así que decidimos darle una oportunidad.

El sitio en cuestión se llama Merlot & Albariño, y está justo en la esquina con la calle Menendez Pelayo. Cuando llegamos había bastante gente en el interior, pese a lo cual nos recibieron, acomodaron y atendieron con presteza. Como por lo visto era la inauguración aquella misma noche, además de las croquetas de jamón y salmorejo que pedimos – que se notaba que eran caseras y estaban de muerte – nos sirvieron una tapa de carrillada y otra de albóndigas con parmesano.

De la primera debo decir que hacía mucho que no comía una carne así, el punto estaba perfecto y la salsa acompañaba muy bien. En cuanto a las albóndigas, yo no las comí porque soy intolerante a la lactosa, pero a mis acompañantes les parecieron bien. También comimos magret de pato, con mención especial a las patatas y al calabacín de la guarnición, que estaban bien buenas.
A la hora del postre pedimos un par de cosas para compartir. El pastel de almendra con crema de naranja me encantó, no así tanto la sopa de chocolate blanco con helado de fresa, ya que no me gusta mucho ese sabor de helado.

En cualquier caso, en general debo decir que la experiencia fue muy positiva, y que recomendaría el bar a cualquiera, y en especial a los amantes de la buena carne, que seguro que no saldrán defraudados. Es la mejor carne que he comido en Sevilla. También tienen extensa carta de vinos.
Fue algo caro pero por la calidad del producto lo valía. Dependiendo de lo que pidió cada uno nos costó entre 15 y 30€ por cabeza según los que quisieron vino o no.

Valoración: 


Post escrito por nuestra colaboradora Tina

El Pasaje

0 comentarios


Hace unos días tuve la suerte de poder probar los nuevos locales sevillanos con marca "El Pasaje", son tres, dos de ellos situados en la calle Pasaje de Vila y el tercero en la Plaza de Santa María la Blanca justo cuando sales de la calle Ximenez de Enciso.
Los tres locales son preciosos, estando prácticamente unidos los de Pasaje de Vila, con un pequeño patio al final en el que se está tranquilo, calentito y se puede fumar.
El local de Santa María la Blanca tiene terraza fuera con sus estufas y dentro puedes acomodarte en la amplia planta baja o en la planta alta, más pequeña pero también más silenciosa; como veis hay donde elegir, pero vamos a hablar de su carta que es lo que más nos interesa comentar.

En los tres la carta es muy similar y variada, tienen ensaladas de ceviche, con naranjas y sabores de mezcla, también carnes, pescados y quesos. Han sabido combinar de una buena manera la cocina de autor y más innovadora con los sabores y los ingredientes tradicionales.

No dejéis de probar el foie con requesón y manzana, ideal para empezar a abrir boca. También las tostas con sardinas maceradas y tomates...espectaculares.
Unas de las tapas estrella son las tortas de Inés Rosales con base de aguacate y naranja o la de pollo con salsa agridulce, interesante mezcla de sabor por el dulce de las tortas con los contrastes cítricos y agrios.
Me encantó el pulpo sobre rústica de patatas y el solomillo con salsa pesto, que estaba exquisito, fue extraña esta tapa porque nunca había probado pesto en carne, siempre que he tomado esta salsa ha sido con pasta y la sensación fue rara, pero creo que es el mejor pesto que he probado nunca.

El arroz negro con pollo tikamasala me gustó aunque lo encontré un pelín seco y las papas bravas están bien pero no es lo mejor que tienen.

Llénate con la comida y no pidas postres, a mi me sobraron y merece más la pena degustar las tapas saladas.
Si después de cenar o almorzar te apetece una copa este es tu local ya que uno de los del Pasaje Vila, el más antiguo y conocido por muchos, a cierta hora se "convierte" por decirlo así en un bar de copas, donde puedes tomarte un digestivo tras el festín.
Muy buena su selección de vinos, en particular los vinos andaluces, las dos veces que he ido he probado algunos y me quedo con el Olvera, de Umbrete.

Sin duda El Pasaje es una buena opción en el centro, si estás por la zona no lo dudes, ya que es bien conocido que en el Barrio Santa Cruz es difícil comer en un sitio con buena calidad y con buena relación calidad precio. Tanto me gustó que en dos semanas he ido dos veces.
De precio no es un local para comer por 8 euros, pero si por 15 y lo merece con creces.

Valoración:

Nota: Si queréis probar El Pasaje desde Navidad tienen una oferta muy interesante en colaboración con la empresa cultural Sevilla4Real. Se trata de una ruta por el centro y una cena con un menú de 5 platos, todo por un precio más que asequible. Un plan perfecto para una noche cualquiera ;)

Bar El Cordobés-La Mezquita

0 comentarios

Hoy en El Tapeador nos trasladamos hasta la sevillana plaza de Santa María la Blanca, plaza conocida por muchos y zona de bueno bares. Os vamos a comentar lo que nos pareció uno de los más señeros y tradicionales: el bar La Mezquita.

El bar El Cordobés o La Mezquita se especializa en flamenquines caseros, de los típicos de Córdoba, claro está.
Nosotros para empezar abrimos boca con otro plato típico de la zona, el Salmorejo, que estaba riquísimo y no le faltaba un perejil, aunque a mi siempre me sobra esa cucharada de aceite que le echan por encima en casi todas partes, pero es que soy muy mijitosa.

Un consejito que os doy es que preguntéis por las especialidades del día, que están fuera de carta. Ese día tenían chuletitas de pavo y chipirones rellenos, y los dos platos me llamaron muchísimo la atención así que pedí una tapa de cada uno.

Las chuletitas estaban simplemente exquisitas, venían con buenas patatas cortadas en rodajas, guisadas con su salsa y su verdurita, las chuletas eran dos finitas pero muy muy ricas.
Los chipirones estaban rellenos e igualmente guisados, servidora es muy fan de los chipirones en todas sus vertientes y siendo sinceros, es una tapa bien difícil de encontrar fuera de la especialidad "a la plancha". Tampoco me decepcionaron, suaves pero en su punto y sin ningún desperdicio.

Sobre los flamenquines diré que son enormes y también venían acompañados de las mismas patatas guisadas, la tapa es un poco más elevada de precio que las demás, pero si sois amantes de este plato no dejéis de probarlo en La Mezquita, porque merece la pena.

Para terminar probamos con la pavía de bacalao, fresca y bien frita, y sobretodo nada aceitosa, que es lo que importa en este plato. Otra muy buena elección. Los precios son muy económicos para como se está cotizando ahora esa zona, así que nos salió muy barato, con café y postre incluido.

El único punto negativo es que pedimos un trozo de tarta de chocolate de postre y no nos gustó demasiado, estaba demasiado fría y demasiado seca, mejor darse un paseo después y buscar una heladería o confitería.

Como veis casi hicimos pleno, toda la comida la bañamos con Cruzcampo bien fría, aunque hacía fresco estuvimos en la terraza, en la que a medio día da el sol y es muy agradable, el servicio fue atento y aunque en un principio no tenía muchas expectativas en este local está claro que me equivocaba de todas todas, y me quedan pendiente por probar sus boquerones en vinagre y su solomillo al whisky, del que me han hablado maravillas. Desde entonces lo recomiendo a todo el que me pregunta donde comer por la zona.

Valoración:


 
  • El Tapeador © 2012 | eltapeadorsevilla@gmail.com| Diseñado por BUMERlab
    !-- Place this tag where you want the +1 button to render. -->