Mostrando entradas con la etiqueta zona centro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta zona centro. Mostrar todas las entradas

El Rincón de Beirut

0 comentarios

Y por fin tenemos un libanés, un verdadero restaurante libanés en Sevilla a precios muy asequibles. Hablo del restaurante El Rincón de Beirut situado en la calle San Fernando nº21.
El primigenio se encontraba en la Alameda de Hércules, en un local muy pequeño y tengo que reconocer que han ganado con el cambio, ya que aunque la comida está igual de deliciosa este local es mucho más amplio y también permite tener terraza.

Mutabal. El Rincón de Beirut. El Tapeador Sevilla. Vayamos ahora a lo verdaderamente importante del post: la comida. Tengo que aclarar que yo nunca he estado en El Líbano pero me he alimentado de comida libanesa durante dos años, así que a estas alturas de mi vida casi me puedo considerar una experta. ¿Qué decir? Que ya tengo la boca echa agua recordando los arayes de queso, el salteado de arroz, el falafel, el hummus...

He ido varias veces y siempre repito hummus y falafel. Lo bueno de ir con mucha gente es que puedes probar muchas más cosas. Comenzando por los entrantes, el hummus (puré de garbanzos) está delicioso. Es de los mejores que he probado en Sevilla. 100% recomendable.  El falafel también está delicioso. Aquí lo ponen redondito en lugar de aplastado y con mucha salsa de yogur en un bol. Me gusta especialmente porque no es un mazacote frito como en otros sitios. También está muy bueno el mutabal (puré de berenjenas); pero el hummus le gana por goleada.

Hummus, falafel y ayran. El Rincón de Beirut. El Tapeador Sevilla.


Como platos principales me gustaría destacar los arayes de queso y menta, que vienen en un plato grande con patatas y ensalada. Están muy ricos. También los showarmas que hacen están deliciosos. Tengo muchísimas ganas de que me quiten los brackets para poder disfrutar de un showarma a bocaítos. Pero el plato estrella es sin lugar a dudas el salteado de arroz. Es una delicia de plato porque todos los ingredientes están perfectamente cocinados y en su punto justo: el pollo, el arroz y las verduras. ¡No dejéis de pedirlo!

Salteado de arroz. El Rincón de Beirut. El Tapeador Sevilla.

Como bebida típica os recomiendo el ayran: yogur natural líquido con menta y pimienta. Yo siempre lo pido y le da un toque aún más delicioso y taqlidi a los platos. También es posible acompañar la comida con cerveza o refrescos.

Los precios rondan entre 4€-12€ y calidad-cantidad-precio van acorde. El único plato que se sale un poco de la media son las arayes, ya que sólo vienen cuatro unidades y el plato cuesta 9€. Quizá se deberían replantear el precio de este plato.

Arayes de queso. El Rincón de Beirut. El Tapeador Sevilla.

No he probado los postres porque lo dulce no me gusta mucho y porque suelo acabar bastante llena, pero tienen pastelitos libaneses a 1'20€ creo recordar, entre muchos otros postres tradicionales. Estos pastelitos son los mejores del mundo.

El servicio de camareros es muy eficiente. La camarera que sirve en terraza es brasileña y cuando te acercas te explica toda la carta con mucho detalle, por lo que si no habías pensado en quedarte a comer/cenar lo terminas haciendo por su amabilidad y persuasión.

Y por todo lo que os he contado y porque ya estoy salibando de nuevo, nuestra valoración:


Si quieres seguirlo en las redes, aquí te dejamos su web y su Facebook.

Y para que disfrutéis de una verdadera comida libanesa lo mejor es acompañarla de una banda sonora. Escucha Raksit Leila del grupo libanés Mashrou' Leila. 


Bar El Pintón

0 comentarios

Bar El Pintón.El Tapeador Sevilla.

Hace pocos días almorcé en el gastrobar El Pintón, situado en la calle Francos nº 42, en las antiguas Galerías Peyré y en el lugar que ocupaba el restaurante Baco. Aunque la distribución es bastante similar, la apertura del patio y las reformas que se han realizado en el local, le dan muchísima luminosidad y un toque mucho más moderno.
La verdad es que tenía referencias positivas y negativas a partes iguales y la curiosidad me pudo más que otra cosa. Pongamos a El Pintón en antecedentes... pertenece al grupo hotelero del restaurante Zelai y el edificio fue obra del arquitecto Aníbal González.
Aunque iba avisada de empezar el almuerzo con un cocktail, no tenía muchas ganas ese día, así que tendré que volver para comprobar si son tan buenos como dicen.

Para comenzar pedimos un Bloody Gazpacho. Así por el nombre pensé que sería un gazpacho picantito con alguna que otra gracia. Pues no, es un gazpacho más bien normalito (un poco picante, pero poco) en vaso mediano. Aunque he probado gazpachos mejores, me gusta que se intente innovar en uno de los platos insignia de la cocina española. 
También pedimos arroz de mariscos. Nos habían comentado que no era muy bueno, pero es que nos encanta el arroz y no pudimos resistirnos. Es un error. Estaba hirviendo y además se notaba que lo habían recalentado. Tenía una cantidad aceptable de trozos de marisco pero demasiado caldoso para nuestro gusto.

Arroz de mariscos. Bar El Pintón. El Tapeador Sevilla.

De segundo, tartar de atún rojo al momento con mayonesa de wasabi y bacalao confitado sobre crema de ajetes y quinoa. El tartar estaba delicioso. Recién hecho (como su nombre indica) y una cantidad más que suficiente. Es un motivo para volver.  
Respecto al bacalao confitado, ¿qué decir? Es un must de la gastronomía sevillana y no hay restaurante que se precie actualmente que no lo tenga en su carta. Para mí es un plato estrella y me gusta que esté bien cocinado. De este no tengo queja ya que la quinoa y la crema de ajetes le daban una textura y gusto especial, pero era un lomo muy pequeño y no tan confitado como me gusta. Pero aún así, recomendable también. Ese es el problema de tener un plato favorito de un restaurante determinado, que las comparaciones son siempre odiosas. Pero de verdad, está muy bueno.

Tartar de atún rojo. Bar El Pintón. El Tapeador Sevilla

Normalmente no suelo pedir postre porque siempre suelo acabar muy llena y porque los dulces no son mi pasión,  pero quería guardar un huequito para la recomendación estrella: la torrija de brioche artesana con dulce de leche. Fantástica. En su punto justo de dulzor y una buena combinación con el dulce de leche (colocado a un lado para que no te empalague demasiado).
Aunque no está en carta, también hay fruta de temporada. No dudes en preguntar a los camareros.

Torrija de brioche artesana con dulce de leche. Bar El Pintón. El Tapeador Sevilla

El servicio tiene algunos puntos de mejora. Por ejemplo: ¿por qué te colocan en una mesa compartida si hay mesas libres en el local? Tuvimos que insistir bastante para que nos dieran una mesa para nosotros solos.
Hay muchos camareros pero parece que no tienen delimitadas sus mesas de servicio ya que vinieron a tomarnos nota de la primera bebida tres veces y muchas veces no sabíamos a quién pedir las siguientes.
Respecto a la velocidad en el servicio,  es un poco desigual. Cuando yo ya había terminado el bloody gazpacho mi acompañante todavía no tenía el arroz, y aunque intenté bebérmelo muy lenta, me cansé de esperar. Los segundos sí nos los sirvieron más o menos a la vez.
Los precios de la carta son elevados para la cantidad de comida que hay en los platos. ¡Ojo! No hablo de calidad porque me pareció muy buena, pero la cantidad muy escasa para los precios que manejan. El bloody gazpacho cuesta 4'50€, el arroz 6'50€, el tartar de atún rojo 8€, el bacalao 5'50 y el brioche 4'50€. Los mejores platos relación calidad-cantidad-precio son la tapa de bacalao y el tartar de atún rojo. Y aunque dicen que son tapas más grandes que la media de restaurantes en Sevilla, la verdad es que las cantidades no las tienen todavía muy conseguidas.

Por todo ello, nuestra valoración es (tirando por lo bajo y esperando que mejoren con la experiencia)



Si queréis seguirlo en las redes, aquí podréis ver su perfil de Facebook

Collette

1 comentarios

Collette Sevilla El Tapeador

Hoy os traemos una crítica de uno de esos nuevos sitios "chic" que abrieron en Sevilla hace poquito. Os hablo de Collette, una pasteleria muy mona que vende dulces y salados sabores franceses aquí en nuestra ciudad, con dos locales, uno en la Plaza Nueva y otro en la calle San Eloy.

Nos habían hablado bien de este local y allí que fuimos a probarlo una tarde de viernes con intención de merendar algo rico rico. Pues bien esto no pudo ser. Os diré que el local es pequeño pero también acogedor, decorado con pequeñas mesas y colores suaves. Las mesas estaban casi todas llenas pero encontramos una para nosotras. Había antendiendo sólo una chica y el local estaba lleno ya que el centro los viernes por la tarde suele estar concurrido, lo que hizo que el servicio fuera lento y que además las mesas estuvieran sucias al igual que el resto del local.
Collette Sevilla El Tapeador

No ponen tostadas por la tarde así que nos pedimos algunos de los salados que exponen en su vitrina. Cual fue nuestra sorpresa que tras decidirnos por un quiche de puerro y una tartaleta de salmón la chica nos dijo que no nos las podía poner porque estaban en mal estado y delante nuestra las tiró a la basura.
Esto ya me dio bastante mal rollo, pero había hambre y quería darle una oportunidad a esta pastelería de la que me habían hablado tan bien. Así que finalmente nos decidimos por un hojaldre de salmón y eneldo y uno de pollo y puerro.
De beber granizada de limón que por cierto no tenía hielo...o sea que era como un zumo de limón muy fresquito.

Empezamos a comernos los hojaldres, en el primer bocado degustas un poco y piensas: es todo hojaldre, voy a catar lo de dentro. En el segundo bocado tomas un poco más y piensas: la verdad es que sabe un poco raro. En el tercer bocado cuando catas de verdad lo que hay en medio ya te das cuenta directamente que tampoco están buenos y que el queso está pasadísimo.
Con los dos nos pasó lo mismo, salmón, puerro, quiche, tartaleta, hojaldre...parece que lo mismo daba porque todo estaba igual de malo.

Cuando pedimos la cuenta y le hicimos saber a la chica que los productos no estaban en buen estado sólo nos cobró uno de los hojaldres. Fue un detalle pero sinceramente no tenía que haber cobrado ninguno de los dos.

Y yo me pregunto ¿cómo puede ser que en un sitio como Collette, lleno de gente en el centro de Sevilla, sirvan productos pasados y en mal estado?

Como podréis imaginar y después de esta experiencia nuestra valoración de este local al que no pienso volver es de un cero.
Collette Sevilla El Tapeador

Os dejo el facebook de Collette de donde hemos sacado las fotos.

Karpanta

0 comentarios

Karpanta el Tapeador

Karpanta se encuentra en plena Alameda de Hércules nº7, en el mismo local donde antiguamente podíamos encontrar El Diablito. Este local se presenta como una alternativa a bajo precio en la zona y  se vende bajo el eslogan "Café, Pizza y tapas" un mix algo extraño que a nosotras no nos dejó muy buen sabor de boca.

Karpanta es el típico local en el que sabes que la comida te costará seguro menos de 10€ pero desgraciadamente la calidad no estará a la altura. Al menos nuestra experiencia fue bastante pésima.
Empecemos por lo positivo: el local es agradable y tiene buen tamaño, además posee una buena terraza fuera que en primavera promete ser una ubicación muy cotizada.
Las pizzas son baratísimas y tienen un buen tamaño, son finitas y aunque no traen muchos ingredientes la verdad es que relación calidad precio es inmejorable.

Karpanta el Tapeador
Desgraciadamente de la pasta no podemos decir lo mismo, no nos pareció recién hecha y resultó un poco pasada y la salsa carbonara claramente no era casera y era todo nata. Los fritos son todos sin duda congelados e insípidos.

El servicio tampoco destacó, no son especialmente agradables y no te preguntan antes de llevarse tus cubiertos y platos. No fueron lentos pero tampoco rápidos, poco personal para tantas mesas como suele pasar en locales "low cost".

En resumen deciros que todo sabe muy precocinado y que es el típico local al que ir si no tienes más remedio, al que ir si no eres muy exigente con los platos o al que ir si quieres que tu bolsillo no lo note demasiado.

Valoración

Karpanta el Tapeador

Degustación de Jamones Benito en la Taberna del Alabardero.

0 comentarios

El pasado miércoles 19 de noviembre Jamones Benito nos invitó a un súper evento de degustación de sus productos en la Taberna del Alabardero, sita en la calle Zaragoza nº 20.
Nos recibieron estupendamente Silvia y Sergio, del Departamento de Marketing de Jamones Benito, y nos indicaron dónde podíamos encontrar a otros amigos blogueros. Siempre es genial encontrarte con tus nuevos amigos.

Evento Jamones Benito en Taberna del Alabadero. El Tapeador.

Evento Jamones Benito en Taberna del Alabadero. El Tapeador.

Antes de comenzar la degustación Javier Benito, consejero delegado de Jamones Benito,  nos contó la historia de la marca. Fue fundada en 1956 en Salamanca y ésta es ya la segunda generación de la empresa familiar, que comenzó vendiendo mulas y, en algunas ocasiones, también quesos.
Hace ya varios años que se instalaron en Sevilla pero no habían tenido la oportunidad de entrar en los restaurantes y bares del centro hasta ahora.
El servicio que ofrecen es casi personalizado. Preguntan a sus clientes cómo les gusta el jamón y así se lo venden. Prefieren los pequeños y medianos establecimientos a las grandes superficies.
¿Qué es lo que caracteriza a Jamones Benito? Su calidad, sin duda, pero porque sus cerditos tienen certificado de calidad según el RD 1469/2007. ¿Qué hemos aprendido? Pues que para que un jamón sea de bellota debe tener un 56'8 de ácido oleico.
Evento Jamones Benito en Taberna del Alabadero. El Tapeador. También nos contaron cuál es el proceso de comercialización que siguen. Están presentes en España, Francia y Alemania, y en 2015 cruzarán el charco hacia Uruguay, Colombia y Ecuador. Me ha encantado su reflexión sobre la internacionalización: no queremos abarcar más mercados por miedo a desabastecer el interior.
Respecto a la crisis... pues les ha ayudado porque su empresa está saneada y nunca sacan los productos antes de tiempo. El jamón de bellota tiene un tiempo mínimo de elaboración de cuatro años y el de recebo entre tres y tres años y medio.

Evento Jamones Benito en Taberna del Alabadero. El Tapeador. Una vez que terminó la presentación comenzó la degustación. ¡Riquísimos todos los productos! Pudimos probar jamón, salchichón, morcón y queso de oveja semicurado. El cortador de jamón oficial de Jamones Benito se llama Cristo Muñoz, que además es record Guinnes en corte de jamón. Nos estuvo explicando que hay siete formas diferentes de cortar un jamón y que dependiendo del corte tenía un sabor u otro. A nosotras nos encantó el jamón que nos pusieron y recomendamos vivamente los productos de Jamones Benito.
Evento Jamones Benito en Taberna del Alabadero. El Tapeador. Destacar también el queso de oveja semicurado, ya que es uno de mis productos favoritos. Creo que podría comer queso todos los días y a todas horas y nunca jamás me cansaría.

Y para acompañar tan deliciosos manjares nada mejor que unos vinos de Viñas del Vero, de Barbastro (Huesca).

Ya por último, agradecer a Jamones Benito su invitación para la presentación de sus jamones en los establecimientos del centro de Sevilla y también a la Taberna del Alabardero por su buena acogida.

Y por todo lo reseñado, nuestra valoración no podía ser más que ésta


La Bulla

0 comentarios

La Bulla es un sitio especial, de eso no cabe duda. Este local de la calle Dos de Mayo, muy bien situado en el centro de Sevilla, no te dejará indiferente. El lugar es amplio y la decoración sencilla pero a la vez muy trabajada, con mucha madera, flores que huelen muy bien y muchas lámparas que cuelgan, todas diferentes.

Risotto. La Bulla. El TapeadorLa comida me resultó excelente, así como los vinos. Desgraciadamente el servicio no lo fue tanto.

Llegamos seis personas al local un jueves noche, faltaban aun más por llegar y la camarera nos insistió mucho para que le dijéramos cuantos íbamos a ser y me sentí desde el principio un poco presionada.
Nos atendieron rápido cuando llegamos pero cuando el local empezó a llenarse esto cambió. Salí a la calle a fumarme un cigarrillo un par de veces y cuando volvía el servicio me ponía malas caras...esta actitud me molestó un poco. Yo era una clienta más, pasé allí gran parte de la noche, me bebí varias copas de vino y a lo mejor tardamos en pedir un poco más que la media pero no me parece que esta actitud sea de recibo, y yo estas cosas no las perdono. Además quisimos preguntar al camarero si un plato era vegetariano y qué llevaban algunos otros y nos contestó mal, tarde y de mala gana.

Tagliatelle. La Bulla. El Tapeador
Pasemos a cosas más alegres y dejemos el servicio a un lado porque lo importante es la comida. Ésta no me decepcionó. Como éramos varios y los platos son más o menos grandes pedimos varias cosas: risotto, tagliatelle, salmorejo, queso de cabra, pastel de berenjena y postres variados.
El salmorejo estaba muy bueno, suave pero a la vez sabroso y además era un buen plato, no una pequeña tapa, lo recomiendo para ir abriendo boca.
El risotto era cremoso y no apelmazado. Además, no lleva nata y es opcional ponerle o no queso. Es un buen plato, y con éste y un postre ya has cenado.
El pastel del berenjena sólo lo probé y más bien me pareció soso, este fue el único plato que no me dijo nada. El plato estrella: los tagliatelle, que venían con aceite de oliva y una salsa parecida al pesto, exquisitos. Realmente en su punto, un buen plato que me dejó un sabor de boca excelente.

Postres de La Bulla. El TapeadorLo de los postres me resultó extraño pero como estrategia de marketing es estupenda: por norma te sirven en la mesa una gran bandeja llena de diferentes postres, lo que te comas es lo que te cobran. ¿Por qué este sistema no me convence? Porque picas, es algo engañoso, pero ése es tu problema. Principalmente es porque el postre está ahí, abierto delante tuya y a lo mejor ha pasado por cuatro mesas más; vamos que no me parece higiénico, han podido estornudar encima por ejemplo.

En general las tapas son creativas y originales y la presentación es increíble, además tienen una muy buena variedad con más de 25 platos. Como una anotación que me parece importante y de agradecer es la enorme variedad de vinos que tienen para maridar los platos, desde 2,5€ la copa a 125€ la botella.

Pastel de verdura. La Bulla. El Tapeador.
A la hora de la cuenta os diré que sé de buena tinta que a muchísima gente este bar les resulta caro. En mi opinión no lo es. La comida es de calidad y también buena cantidad en mi opinión. Lo ideal es pedir para compartir. Eso sí, no es uno de esos sitios en los que comes por 8€...además cobran 1,50 € por persona y cubierto, lo que me parece algo excesivo.

Con todo lo que he explicado y a pesar de la calidad de la comida mi valoración no será alta única y exclusivamente por cómo me trataron y me hicieron sentir. Volveré a ver cómo me tratan una segunda vez. De momento esta es mi valoración:

Bar del mercado de la Encarnación.

0 comentarios

Hace ya bastante tiempo que El Tapeador es un fiel cliente del bar del mercado de la Encarnación. Y la verdad es que lo conocimos casi de casualidad. Fuimos un día a hacer la compra y decidimos tomarnos algo allí mismo. Lo que iba a ser una parada para una cervecita se convirtió en una comida en toda regla porque es imposible -o al menos muy difícil- ir y sólo tomarse una cervecita.

Situado en una de las puertas de entrada al mercado y rodeado de cristaleras es imposible no fijarse en él. Básicamente porque siempre suele está lleno, siempre hay un camarero dando vueltas y preocupándose de que no te falte nada y porque sus precios son imbatibles.
El bar no es mucho más de lo que se ve. Una barra con taburetes, una minúscula cocina al lado y algunas mesas altas y bajas para sentarse.

Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador.

Pepe ya nos conoce y nada más entrar por allí nos pregunta si queremos una cerveza o un vinito de la casa -de Extremadura-. Normalmente empezamos con cervezas pero pronto nos pasamos al vino. No solemos cambiar mucho la rutina gastronómica de este bar. Lo normal es que pidamos una tapita -o dos- de chipirones y luego sardinas, puntillitas, croquetas, adobo... o algunos de los pescados del día que estén en la pizarra. Aunque nos ha pasado más de una vez que hemos pedido algo fuera de la pizarra y Pepe ha llamado a la pescadería de enfrente y se lo han traído en el momento. Esto sí que es del mercado al plato. ¡Nos tratan tan bien!

Montaditos. Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador. No solemos pedir platos de carne allí, pero sí los montaditos sin salsa verde. Lo de no echarle salsa es algo nuestro. De hecho, la última vez Pepe pidió a cocina "Unos montaditos como le gustan a las niñas" y aparecieron a nuestro gusto. No son montaditos en pan de montadito ni en dos rebanaditas de pan sino con pan de barra y unos filetitos más que apañados para ser un montadito. Hay que pedirlos sí o sí. 


No sabría que tapita recomendar porque si os gusta el pescado todo está bueno. Los chipirones son bastante grandes y están riquísimos con su salsa verde; hay personas que van diariamente a la plaza a tomar su tapita de sardinas y luego se van a casa a comer; el adobo está también riquísimo y sazonado en su punto justo; ponen un pez espada y un atún que hacen que todavía me relama de gusto;  los salmonetes pequeñitos, los boquerones, los calamares, todo frito pero sin estar aceitosos. Quizá lo que menos me gusta son las croquetas, que pedimos un día y no hemos vuelto a repetir. Y eso que es de mis platos favoritos, pero habiendo tanto pescado y tan fresco creo que no querréis comer otra cosa.
Y aunque ya no es temporada, cuando vuelva a serlo hay que pedir también de manera casi obligatoria la ración de almejas y coquinas. Apuntado lo tengo ya para el año próximo.

Las tapas que tienen están escritas en una pizarra y el precio de casi todas es de 2€, alguna cuesta 2'50€. Y si quieres algo fuera de carta, pregunta porque seguramente lo tengan.

Sardinas. Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador. Ahora también tiene platos del día -que suelen ser guisos- pero al principio no. Y no era de extrañar que cuando ya nos lo habíamos comido todo y pensábamos "echarnos al suelo para rodar hasta la calle" viniera uno de los camareros a ponernos una tapita de los platos del día a ver qué nos parecía. Pues súper ricos, como todo lo que podéis encontrar ahí. Nosotras hemos probado las papas con carne y las albóndigas y estoy deseando volver para seguir probando platos del día.

Croquetas. Bar del mercado de la Encarnación. El Tapeador. El ambiente es genial y la clientela muy heterogénea. Están las personas que han hecho sus compras, se toman una cervecita y a casa; algunos trabajadores del mercado; los vecinos del barrio, personas que van diariamente a tomarse su tapita de sardinas allí... y los fines de semana estamos nosotras y todos los que han conocido este pequeño rinconcito y han quedado enamorados de él. Y es que no es de extrañar, claro. 

La única pega...  pues que como tiene horario de mercado cierra sobre las 15.00-15.30 -más de una vez nos hemos quedado solas mientras recogían el bar y los trabajadores del mercado limpiaban sus puestos- y que es muy difícil coger mesa en hora punta (sobre las 14.00). Pero todo queda compensado con la amabilidad y simpatía de Pepe, los camareros y los clientes, que no dudan en compartir su mesa contigo e incluso darte conversación para hacer la comida más amena.

Por todo lo anterior nuestra valoración es



Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas

0 comentarios

Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas El Tapeador


El pasado jueves 30 de Octubre tuvimos el honor de ser invitadas a uno de los eventos gastronómicos del mes: os hablo de la cena maridaje que organizó el restaurante Zarabanda's (Calle Padre Tarín nº6) en colaboración con las prestigiosas Bodegas Hispano Suizas.

Como ya sabréis las Bodegas Hispano Suizas están muy bien puntuadas en todas las guías, los vinos que tomamos se encuentran por encima de los 90 puntos en las guías Peñín y Parker, y además el director nacional de la Bodega, Vicente Cortés, nos acompañó para explicarnos las características de cada caldo y todas nuestras dudas.

Con respecto a los anfitriones os diré que José Luis, el actual propietario de Zarabandas regenta un acogedor local, donde combina sabores tradicionales con novedosas innovaciones y que además una vez al mes organiza este tipo de eventos, a los que normalmente te puedes apuntar a través de su web. Pero bueno, vamos a lo que nos interesa, el maridaje:

Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas El Tapeador
El menú constaba de cinco platos más un postre y cinco vinos para maridar cada uno de ellos.

Para abrir boca tomamos una excelente ensalada tibia de gambones a la plancha con vinagreta de su jugo, maridado con Tamtum Ergo Cava de Pinot Noir. El plato era abundante, con gambones  a la plancha, tomates cherry, aguacate y yerbas muy ricas. El cava fue sorprendente y maridaba con el plato a las mil maravillas; el cava no es de mis bebidas favoritas, pero este era especial, no tenía muchas burbujas y como nos explicó Vicente Cortés deben quedar dentro, de color rosado, este cava se ha convertido desde ya en mi favorito.
Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas El Tapeador
Seguimos con el Tartar de pez mantequilla con manzana ácida y crema de limón, maridado con Impromptu. En el Tapeador somos muy fan del tartar, éste estaba bien frío, como hay que servirlo, y la mezcla del pescado con la manzana ácida y el jugo de limón era espectacular. Más si cabe maridado con el catalogado como mejor vino blanco de España (97 puntos), el novesodo Impromtu Sauvignon Blanc, de entre todos mi favorito.

Después del pescado llegó la carne: pechuga y chupa-chups de codorniz al horno con crema de berenjenas asadas, maridado con Bassus Pinot Noir. De todos los platos la codorniz fue el que menos me dijo, debe ser que estaba eclipsada por la combinación anterior. Sobre el Bassus Pinot noir es un tinto de aroma intenso, elegante y con sabor largo, muy bueno. 

Aun nos quedaban el último plato y el postre. Primero el lingote de cochinito al horno con crema de calabaza, maridado con Bobos Finca La Borracha, ésta fue otra de las combinaciones ganadoras. El cochinito estaba estupendo, pero ¡ay! el vino...sin palabras para este tinto afrutado, de sabor complejo pero con recuerdos a madera y tostado, otro de los ganadores, aunque era muy difícil elegir.
Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas El Tapeador
Y tras la fantástica cena llegó el colofón final: semifrío de chocolate y crema de naranja, maridado con Bassus Dulce. El postre me resultó espectacular en su sencillez; la presentación fue de tres "lingotes" de chocolate con naranja, de textura amoussada y de sabor exquisito. Me llamó la atención que tuviera sal gorda por encima, y esto potenció el sabor del chocolate increíblemente, era la primera vez que probaba algo así. Jose Luis se encargó de explicarme que los buenos chef chocolateros usan la sal para potenciar el sabor del chocolate. Sobre el Bassus Dulce deciros que me ocurrió como al principio, no soy muy de vinos dulces si no más bien secos, pero con este bien haría una excepción. Agradable al gusto, suave y de gusto tropical y a fresa, un pelín ácido, una maravilla.

Qué puedo decir de esta cena, de la invitación, del maridaje y de todo. Fue simplemente exquisito. Tanto los platos como los vinos no me dejaron indiferente y me fui a casa con un muy buen sabor de boca. Estuvo bien preparado, magníficamente bien presentado y desde el Tapeador nos sentimos profundamente agradecidos.
Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas El Tapeador

Por supuesto tuvimos la oportunidad de comprar vinos y no la perdimos. Si queréis saber más sobre Las Bodegas Hispano Suizas y sus vinos aquí os dejo su web.
Por otro lado si aun no conocéis Zarabanda's no sé a que estáis esperando. Para enteraros de sus eventos podéis apuntaros en su web o en su Facebook.

Valoración:


Zarabanda's & Bodegas Hispano Suizas El Tapeador



Casa Salva

0 comentarios

El Tapeador sigue dando vueltas por el barrio y hoy llega a Casa Salva, situada en la calle Pedro del Toro. Casa Salva y una servidora llegamos al barrio casi a la vez pero a pesar de eso no lo he frecuentado mucho. Últimamente le he cogido mucho gusto y voy muy a menudo. Es un lugar que me encanta y estoy intentando recuperar el tiempo perdido.  Y es que mola encontrar un sitio en el que te sientes como en casa, no sólo por la comida sino por el trato recibido. 

Después de verano han reformado el local y lo han dejado súper bonito y muy original. Destacar que el techo está decorado con hueveras de cartón pintadas de colores, han puesto una barra de obra y dividido el salón en dos más pequeños. 

Pizarra de Casa Salva. El Tapeador. Su filosofía ha sido siempre la de abrir al mediodía para servir menús del día pero ahora han ampliado el horario. Sirven desayunos y abren para cenas los viernes, sábados y víspera de festivos. Y además de menú se puede pedir a la carta. ¡Todo son ventajas! 

Es un restaurante frecuentado por los trabajadores de las oficinas cercanas, por lo que a la hora de comer suele estar lleno, aún así las dos camareras que hay te atienden con mucha celeridad y una eterna sonrisa en la boca preocupándose de que no te falte nada y tu comida llegue en el tiempo justo.

El menú del día vale 10€ y está compuesto por dos platos, pan, bebida y postre a elegir entre tres.  La carta no es muy amplia pero suficiente. Para picar hay jamón, queso, carne mechada, panes de la casa... También tienen guisos como mero a la roteña, cola de toro, pollo a la mostaza, manitas de cerdo o menudo con garbanzos. ¡Qué buen invierno voy a echar allí! 
Sus especialidades son el paté casero al Pedro Ximénez, el surtido de croquetas o las patatas rotas.  Y tienen también varios tipos de carne y pescado. 
No todo va a ser salado, tienen unas tartas caseras que "quitan el sentío" como la de tres chocolates, dulce de leche o de naranja y también tocino de cielo.

Normalmente pido menú pero hay veces (pocas, muy pocas no nos vamos a engañar) que estoy desganada. La última vez fue una de ellas y sólo pedimos para compartir un surtido de croquetas de pollo y jamón y un revuelto de bacalao dorado. Las croquetas estaban muy suaves y tenían tropezones grandes. Sin ser muy fan del pollo reconozco que estaban más buenas que las de jamón. Y respecto al bacalao dorado, rico, pero sin ser el mejor que he probado en mi vida. Reconozco que con este plato soy demasiado exigente. 

Tarta de naranja. Casa Salva. El Tapeador. Cuando voy de menú lo que más me gusta de primer plato es el revuelto de puerro con calabacín y las espinacas con garbanzos. Y de segundo, destacar el pollo a la mostaza (suave), la carrillada y la urta a la roteña. Y de postre las tartas más ricas son la de naranja -que parece que le estás dando un 'bocao' al árbol, la de galletas de toda la vida y la de chocolate y canela. 
Cuando terminas de comer te ofrecen un chupito de licor de hierbas o vodka caramelizado. 

Los precios oscilan entre 4-8€ los revueltos, los guisos alrededor de 5€ y los pescados alrededor de 9€. Tienen también vino por botella o copa. 

Ya he hablado del servicio, pero quiero hacer hincapié en la simpatía y profesionalidad de las camareras siempre pendientes de todos los detalles. Volveré, claro que sí. Me quedan muchos guisos por probar este invierno. 

Y por todo lo que os he contado nuestra valoración es: 


Y si quieres seguirlos en las redes sociales aquí tienes su cuenta de Twitter



Orsini & Angelo

0 comentarios

Orsini & Angelo  El Tapeador Sevilla
Tapa de Lasaña

Hoy os vengo a contar otra italianizante experiencia de El Tapeador, seguimos buscando el mejor italiano de la ciudad y lo cierto es que si vives en Sevilla y sueles salir por el centro te sonará el restaurante Orsini, uno de los italianos más populares. Lo podéis encontrar en la calle Reyes Católicos o en la calle Luchana (Alfalfa).

Había ido alguna vez antes y lo recordaba rico, pero ya hacía tiempo y aprovechando que estaba por el centro y todo estaba lleno me acerqué a la plaza de San Isidoro y había algunas mesas libres, así que me dije -¿por qué no? vamos a ver que se cuece por el Orsini.


Una cosa que me mola de este restaurante italiano es que ofrece tapas, algo raro de encontrar en este tipo de establecimientos. Además las tapas son variadas, mousaka, papas con jamón y queso o lasaña. Una elección fantástica si no tienes mucha hambre o si prefieres pedir una tapa de entrante en vez de ensalada o los típicos antipasti. En nuestro caso elegimos la Lasaña y las Papas con jamón y queso (papas asadas en rodajas con jamón york y queso gratinado por encima, algo sencillo pero que me encanta), la Mousaka (que había probado previamente) también está estupenda, todo muy bueno.

De comer opté mi plato fetiche de Orsini, que recordaba bien y que no decepciona nunca, hablo de los Fetuccini al pisto con huevo, ¡exquisitos! tomate, verduritas y un buen huevo frito en el centro que combina con la pasta a la perfección. Otra de las mejores elecciones de este local es la pasta al salmón; buena cantidad de salmón en pequeñas láminas, con aceite de oliva y muy bien especiado, ¡delicioso! Nunca he sido amante de la pasta frutti di mare, pero me pirra el salmón y es un plato sencillo y de sabor fuerte pero exquisito.


Mi pareja pidió la pizza con queso viejo de la tierra (que también llevaba jamón), muy original, en la foto podéis ver la presentación. Las pizzas tienen buen tamaño (cuesta terminársela si tomas entrante) al igual que los platos de pasta. No son de masa gruesa ni super fina, pero las dejan un poco crujientes, en su punto.

Desgraciadamente ese día empezó a diluviar cuando ya estábamos terminando y no pudimos probar los postres. El camarero nos acompañó dentro con un paraguas pero el ambiente se nos desencantó un poco.
El local tiene dos plantas y aunque arriba es un poco agobiante por el techo tan bajo, en la planta principal se está muy a gusto, es agradable y atieneden muy bien.
No es el mejor italiano de la ciudad, pero lo recomendamos 100%, un diez en relación calidad precio.

Valoración




Buoni le pizze

0 comentarios

El viernes 26 de septiembre tuvimos la oportunidad de participar en un evento en la pizzería Buoni le pizze situada en la calle Amor de Dios nº56. El objetivo principal de este evento era que conociéramos la forma de elaborar sus pizzas, probáramos toda su variedad y de paso que los blogueros gastronómicos nos pusiéramos cara :-)  ¡Hola a Infotapas y a Sevilla tapas!

En primer lugar es necesario hablar del concepto de Buoni. Su objetivo es ofrecer al cliente un producto verdadero y sin etiquetas de gourmet o fast food. Se concentran en el producto, sin dejarse influir por modas o estereotipos, y ofreciendo un precio que demuestra que lo bueno no tiene porqué ser caro. 
Surtido de pizzas. Buoni le pizze. El Tapeador Sevilla. Lo más curioso fue la explicación de la elaboración de la masa. Traen la harina de trigo blando de Italia y la masa se deja fermentar durante 24 horas, lo que ayuda a la digestión. Nos dejaron entrar en la cocina y ver la máquina en la que hacen la masa. Algunos incluso cogieron un pellizquito. Damos fe de que en esta pizzería la masa no es congelada.
También son italianos el queso y los embutidos, no así las verduras, que son frescas y de temporada.

Surtido de pizzas. Buoni le pizze. El Tapeador Sevilla. Mientras degustábamos la ingente cantidad de pizzas que nos ofrecieron nos iban contando la historia y anécdotas de cada una, la diferencia entre pizza y focaccia... por ejemplo: la focaccia rossa es la consumida en Italia de forma habitual y sus ingredientes son tomate y orégano.

Pudimos probar de todas las variedades que en este momento tenían en el establecimiento y aunque no recuerdo ahora el nombre de todas :-/  sí los ingredientes. Destacamos la lardosa: patata, mozarella, lardo toscano y cebollino fresco; guanciale: calabaza al horno, pecorino romano, guanciale romano, cebolla y romero; calaricotta: con queso ricotta, calabacín, cebolla blanca, pimienta negra molida y pimienta roja en grano; y otra con tomates cherry y berenjenas. Esto no quiere decir que las demás variedades no estuvieran ricas, es que éstas estaban riquísimas.
Surtido de pizzas. Buoni le pizze. El Tapeador Sevilla. Para que os hagáis una idea de todas las porciones que nos dieron a probar, os comento las variedades que ese día había en el restaurante: focaccia cipolle, focaccia rossa, pizza del día, pizza parmigianina, pizza colaricotta, pizza fiordilatte, pizza Gorcip, pizza margherita, pizza guanciale, pizza Acciughino, pizza chicha, pizza patatosa, pizza lardosa y pizza 3Q.

En el 2014 hicieron una ampliación del local y también incorporaron una cremería o heladería en la que sirven helado cremoso y fresco mantecado al momento con leche fresca. Esto significa que el helado no dura más de dos días en el local y así también van cambiando los sabores que pueden ofrecer. De momento las variedades que tienen disponibles son crema antica y fragola, a los que se le pueden añadir toppins y siropes como de chocolate o avellanas del Piamonte. Los precios de las tarrinas y los cucuruchos es el mismo: 2€. También hay versión para llevar: tarrina mediana 6€ y grande 11€.
Cremería Buoni le pizze. El Tapeador Sevilla. Tienen también tartas y galletas.
Nosotros pudimos probar la copa especial, que consiste en crema antica, fragola, toppin de chocolate y sirope de chocolate. Y también un cucurucho de crema antica. Todo súper rico.

Respecto a las bebidas, tienen cervezas españolas e italianas y vino español y también chupitos de limoncello. 

Cucurucho de crema antica. Buoni le pizze. El Tapeador. Agradecer a Buoni le pizze la atención que tuvieron con nosotras por habernos invitado al evento y también a todos los trabajadores del local por atendernos tan bien, hacernos demostraciones especiales y dejarnos entrar un ratito en la cocina.

Por último indicaros que aunque no tienen servicio a domicilio sí es posible hacer encargos de pizza para eventos y celebraciones, y dependiendo de la cantidad sería posible servirlas a domicilio. ¿Habéis leído y visto todo lo que comimos? Pues sólo costó 36€. ¡Es una apuesta muy asequible!

Por todo lo que os hemos contado nuestra valoración es


Si queréis seguirlos por las redes aquí tenéis su Facebook y su Twitter, donde podréis ver todas las fotos de este fantástico día. 


 
  • El Tapeador © 2012 | eltapeadorsevilla@gmail.com| Diseñado por BUMERlab
    !-- Place this tag where you want the +1 button to render. -->